MENÚ
 
INICIO
ACERCA DE NOSOTROS
¿Quiénes somos?
¿Qué hacemos?
Historia
¿Por qué Israel?
Oficina en Israel
¿CÓMO PUEDO AYUDAR?
RECURSOS
ENGAGE
BLOG
CONTÁCTENOS

 

 

 

 
 
Photo
 

ALINEAMIENTO PROFÉTICO


por el Pastor Roger Wolcott 
Consejero para Latinoamérica
FEEI – Operación Éxodo



 
Dios está cumpliendo Su Palabra profética en nuestros días. Estamos viviendo uno de los tiempos “Kairos” de la historia.

Como Peter Tsukahira lo señala en su libro “El Tsunami de Dios”: Necesitamos ver y entender la importancia del principio del alineamiento profético.

El alineamiento profético es cuando:

1. La Palabra inspirada de Dios de las Escrituras, converge con,

2. Las acciones de Dios en acontecimientos históricos definidos.

Cuando se lleva a cabo esta alineación profética actualmente, nos revela la voluntad de Dios en nuestro tiempo.

“Muchas veces Dios se mueve de maneras importantes, y no lo entendemos porque fallamos en ver el significado profético del acontecimiento. Es esencial saber que dice la Palabra de Dios y hacer una alineación profética apropiada entre un acontecimiento histórico coyuntural y la Palabra inspirada de Dios.”, afirma Tsukahira.  Cuando hacemos esto las acciones de Dios en nuestros tiempos, nos hacen ver que estos eventos históricos son los grandes acontecimientos de redención manifestándose en nuestros días.

Así mimo, Tsukahira, señala que: “La Biblia registra las acciones de Dios a través del tiempo, pero el mayor acontecimiento profético de todos los tiempos registrados en la Biblia fue la encarnación de Yeshua (Jesús) , el Mesías. Su nacimiento, vida y ministerio, incluyendo Su muerte y resurrección, son una “montaña” verdadera de profecía cumplida. A pesar de la magnitud de este acto de Dios en la historia humana, muchas personas que vivieron en la época de Yeshua no lo reconocieron. Aun cuando El les predicó e hizo señales y maravillas en medio de ellos, el pueblo de Israel, como un todo no comprendió los propósito encarnados de Dios. Sin embargo, aquellos que creyeron en El pudieron ver el significado profético en Su vida. Por la revelación, se alinearon proféticamente con la voluntad de Dios en sus días.”

Podemos ver la importancia del alineamiento profético en muchas partes de las Escrituras. Aquí hay algunos de estos ejemplos.

Mateo en su evangelio usa frases o palabras similares, catorce veces “que se cumpliera lo que fue dicho por el Señor a través de los profetas”. Esto se hizo con el fin de ayudar a sus lectores, no solo saber lo que Yeshua dijo e hizo, sino también para ayudar al lector a alinear lo que el Mesías dijo e hizo con el cumplimiento profético y así ver la importancia de todos los acontecimientos que rodearon Su vida y ministerio.

“Yeshua enseñó y demostró que Su vida y ministerio estaban completamente de acuerdo con las profecías dadas a Israel por los profetas bíblicos. No había nada más importante que los dichos y acciones de Yeshua, empero muchas personas no reconocieron quien era El. Una demostración clara del método de enseñanza de él se encuentra en el relato de Lucas en su primer sermón en la sinagoga de su ciudad natal.”  

Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Lucas 4:16-21

Yeshua aplicó esta poderosa profecía mesiánica a Sí mismo. Por la predicación de esta manera, Jesús relacionó estos eventos que rodeaban Su ministerio con las palabras proféticas inspiradas en las escrituras. Sus oyentes eran libres de aceptar o rechazar Su interpretación de las profecías que fueron escritas cientos de años antes de Su tiempo. Aunque El era el Hijo perfecto de Dios, no todos creyeron en lo que El dijo. Algunos recibieron la revelación y lo siguieron, pero muchos solamente oyeron y no estaban convencidos. Los que creyeron en Jesús descubrieron la voluntad de Dios y empezaron a seguir “un camino nuevo y vivo.” Los creyentes entraron al reino de Dios, mientras que los escépticos se perdieron del más grande acontecimiento de su tiempo. Muchas personas en Su día tenían acceso a Jesús y le oyeron hablar, pero solamente algunos entendieron la verdad de Sus palabras que los llevaba a una vida transformada. La diferencia era la revelación.” 





Pedro, uso este mismo método cuando predicaba a las multitudes en el día de Pentecostés. Jerusalén estaba llena de adoradores judíos de muchas naciones del mundo. “Ellos estaban allí en cumplimiento del mandato de Dios para llegar a Jerusalén para la fiesta de Shavuot (Fiesta de las Semanas o Pentecostés)”  

“Los discípulos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con entusiasmos de las alabanzas de Dios en una variedad de idiomas que nunca habían aprendido. Los espectadores en la multitud que se había formado estaban sorprendidos, y algunos se dieron cuenta que un milagro estaba sucediendo. Otros dijeron que los creyentes estaban simplemente borrachos. Empezó ha haber confusión entre el pueblo y se necesitaba un portavoz para que el momento escogido por Dios no se perdiera. Lucas, el autor de los Hechos lo registra así: 





Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; Hechos 2:14-17  
 
“La gente estaba perpleja por lo que estaban atestiguando, pero ellos creyeron que Dios les hablo a ellos a través de los profetas. Como Pedro relacionó lo que estaba sucediendo ante sus ojos a las escrituras, el alineó a la gente proféticamente. Los acontecimientos fueron entonces establecidos como una demostración de la voluntad de Dios. Pedro predicó el evangelio a ellos y muchos fueron salvos – por la revelación de que estaban viendo el cumpliendo de la profecía.”  

“La frase importante utilizada por Pedro fue ‘esto es lo dicho por el profeta...’ El uso el mismo método de explicación que Jesús uso en Nazaret.
Los acontecimientos en Israel hoy, necesitan ser entendidos de la misma manera.”  

Con certeza, en la restauración actual de Israel se está llevando a cabo una alineación profética.

“El está utilizando al Israel pequeño para marcar una línea en la arena y llevar a todos los pueblos a un valle de decisión. El deseo supremo de Dios es llamar a Sus escogidos de todas las naciones al reino de los cielos. El está exigiendo al mundo a tomar una decisión respecto a quien es El y lo que Él ha dicho en Su palabra, la Biblia. Al igual que en los días de antaño, Israel es de nuevo el instrumento de Dios; Su palanca para sacudir las naciones. Algunos van a concluir que Israel solamente representa una nueva vuelta en la historia política del planeta, y que no tiene ningún derecho divino de existir. Otros verán a la nación de Israel como un cumplimiento de la profecía bíblica, la evidencia moderna de la fidelidad del pacto de Dios. 





La percepción del Israel Moderno va a determinar la visión estratégica de la iglesia en cuanto al avivamiento de los últimos tiempos. Esta percepción de Israel dependerá de si la iglesia recibe la revelación y el entendimiento de los tiempos en que vivimos de acuerdo al punto de vista de Dios.” o según el punto de vista de los hombres.